Blogia
Violencia Familiar

Defensor Nacional: Hay que intervenir en la cultura para evitar violencia intrafamiliar

Defensor Nacional: Hay que intervenir en la cultura para evitar violencia intrafamiliar

Eduardo Sepúlveda hizo énfasis en que la violencia es causa de un problema cultural, donde los hombres no reconocen como delito el vulnerar la dignidad de mujeres, niños y ancianos, por lo que debe ser erradicada

El defensor nacional Eduardo Sepúlveda señaló que el problema de la violencia intrafamiliar no está en los femicidios, sino en las más de 30 mil personas que están acusadas ante la ley por causar lesiones leves, la mayor parte de ellos dentro del hogar.

 El abogado conversó con el El Diario de Cooperativa sobre el tema cultural que hay detrás de esta violencia, en referencia al caso del hombre que quedó parapléjico tras defender a una mujer que estaba siendo agredida en plena vía pública.

 "Hay que intervenir culturalmente al interior del hogar para evitar que se llegue a lesiones graves gravísimas o a la muerte incluso de alguna de las personas, especialmente mujeres", dijo Sepúlveda.

 Según cifras de la Defensoría Penal, el delito que más asesorías jurídicas acaparó durante 2006 fue el de denuncias por lesiones leves con un 16 por ciento, y que son estos comienzos de violencia los que posteriormente terminan en femicidios.

 "No queremos clientes frecuentes, Muchas veces estas lesiones leves se les otorga las libertades a las personas pero siguen amenazando, y en este caso el sistema debe cooperar para que definitivamente no se siga la escalada de violencia", afirmó el abogado.

 Sepúlveda hizo énfasis en la necesidad de que todos los operadores del sistema, como Carabineros, tribunales de Justicia y otros, estén preparados para rehabilitar de forma integral a los agresores, ya que muchos de ellos entran y salen del sistema, sin ninguna solución real para los problemas.

 Además, el defensor nacional dijo que el tema de la violencia intrafamiliar es un asunto cultural, donde el hombre no considera como delito el maltrato y el vulnerar la dignidad de la mujer, por lo que el trabajo de la sociedad y especialmente de la justicia es enfocarse hacia ese cambio.

 "Es una situación que simbólicamente hay que erradicar. La mujer, los niños y los ancianos no son propiedad del que tiene el poder económico al interior del hogar", afirmó Sepúlveda. (Cooperativa.cl)

¿HABRÁ QUE INTERVENIR EN LA CULTURA CHILENA PARA EVITAR LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR?  ¿QUÉ OPINAN AL RESPECTO? 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

17 comentarios

Alexandra -

Entrada cerrada

Lucy Retamales Reyes -

Concuerdo con todos mis compañeros respecto de que trabajar a partir de la cultura es una difícil mision, sin embargo, creo que es necesario abordarlo desde esa perspectiva puesto que es a traves de la cultura y el traspaso de ésta es que se genera pautas de conducta que repercuten en que una sociedad sea machista o no por ejemplo.
Quisiera poner énfasis a un aspecto que nos deja muy en claro que la cultura en chile es altamente machista... a principio del texto se menciona "Eduardo Sepúlveda hizo énfasis en que la violencia es causa de un problema cultural, donde los hombres no reconocen como delito el vulnerar la dignidad de mujeres, niños y ancianos, por lo que debe ser erradicada"... los hombres no reconocen el delito de vulnerar la dignidad de ... porque se establece la idea de que hombre=agresor, me pregunto ¿ en chile no hay hombres vulnerados?

Lorena González -

Creo que se debe reforzar el sistema de rehabilitación para quienes ejercen violencia y cambiar el enfoque con que trabajan actualmente las instituciones involucradas, ahora bien, cambio cultural es a lo que se aspira pero me parece un objetivo bastante ambicioso si se piensa en el corto o mediano plazo, pero pensar no desde la cultura machista sino en intervenciones que abarquen o que engloben a todos los involucrados porque de alguna manera aunque se visualice y se hable sobre la VIF aún se vive en grados altamente agresivos y dañinos, por tanto que se masifiquen las instituciones que trabajen con los hombres que ejercen violencia desde enfoques distintos.

Carolina Tapia Rojo -

Intervenir en la Cultura es hablar de palabras mayores considerando que la sociedad tiene sus bases en ella, en sus tradiciones, en donde la violencia juega un papel preponderante con respecto a su legitimidad en las relaciones de poder. Seria ideal superar el tema de la violencia interviniendo en la cultura pero es algo extremadamente difícil ya que los cambios dependerían de la voluntad de los sujetos más allá de la creación de una política. Hay que generar nuevas formas de intervención que involucren a todos los actores y en donde tanto los profesionales como el gobierno enfaticen la real importancia del problema con acciones concretas. Chile el 2010 celebró su bicentenario, por lo que no podemos pretender generar cambios en un corto periodo de tiempo si a diferencia de otros países somos un tanto nuevos y los cambios culturales se producen en periodos largos. Si considero que se puede intervenir en las nuevas generaciones para que en un futuro ellas logren los cambios que necesitamos como país “civilizado” en pos de una mejora en la calidad de vida y de las relaciones humanas.

Bárbara García -

CREO QUE COMO DICEN MUCHOS DE MIS COMPAÑEROS EN LOS COMENTARIOS ANTERIORES ES MUY COMPLEJO INTERVENIR EN LA CULTURA, YA QUE ES DIFICIL CAMBIAR UNA CULTURA QUE ESTA TAN ARRAIGADA DESDE TIEMPOS REMOTOSS, POR LO MISMO SI QUEREMOS TRABAJAR CON LA CUTURA ESTE TRABAJO SERIA A LARGO PLAZO , NO SRIAN 10 AÑOS COMO MENCIONA ROBINSON, SERIA MUCHO MÑAS YA QUE VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD MACHISTA, DONDE HOMBRES Y MUJERES TOMAN ROLES QUE MUCHAS VECES NO SON,POR LO MISMO DEBEMOS TRABAJAR DESDE EL INTERIOR DEL HOGAR( DEL ENDOSISTEMA ) Y DE AHI TRABAJAR HACIA EL EXO SISTEMA, EN LA CULTURA LAS CREENCIAS Y LOS VALORES QUE TIENEN LAS PERSONAS DE NUESTRA SOCIEDAD.

Patricia Gajardo C -

Creo que es importante el poder intervenir desde la cultura para empezar a trabajar en la erradicación de la violencia intrafamiliar, ya que se está inmerso dentro de un país machista, en el cual los hombres son los que mayormente tiene la última palabra, donde además muchas veces mas mismas mujeres siguen esos patrones de conductas y de aceptación de forma consciente o inconsciente. Es así que se debe de trabajar de manera ardua en la creación de nuevas políticas públicas que aborden este tema y como también que se eduque al país, entre otras. Por tanto es un trabajo bastante complejo de abordar y de trabajar, ya que es un trabajo que se debe de realizar a largo plazo en donde no solo deben de trabajar y participar los profesionales específicos, sino que la mismas personas que quieren cambiar este patrón de conducta.

Patricia Gajardo -

Creo que es importante el poder intervenir desde la cultura para empezar a trabajar en la erradicación de la violencia intrafamiliar, ya que se está inmerso dentro de un país machista, en el cual los hombres son los que mayormente tiene la última palabra, donde además muchas veces mas mismas mujeres siguen esos patrones de conductas y de aceptación de forma consciente o inconsciente. Es así que se debe de trabajar de manera ardua en la creación de nuevas políticas públicas que aborden este tema y como también que se eduque al país, entre otras. Por tanto es un trabajo bastante complejo de abordar y de trabajar, ya que es un trabajo que se debe de realizar a largo plazo en donde no solo deben de trabajar y participar los profesionales específicos, sino que la mismas personas que quieren cambiar este patrón de conducta.

Catalina Gonzalez -

Concuerdo en general con la mayoria de los comentarios, es necesario intervenir, pero al ver el texto y en general las opiniones, se me viene a la mente¿por que la violencia intrafamiliar siempre se aboca a los hombres, al machismo? La violencia intrafamiliar deberia intervenirse de igual forma para hombres y mujeres, como violencia, sin discriminar sexo, y ahi se deberia trabajar y cambiar ese pensamiento cultural que existe en donde concentra la violencia sólo a la que es generada por el hombre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ángela Solís -

Considero que frente a esta tematica es necesaria adoptar todas las ideas que aporten a la solución. Siempre y cuando esas ideas tengan un objetivo general que es el bienestar social. sin beneficiar solo a un género. Por lo que si la teoría ecologica nos dice que las conductas son provocadas desde el ambiente; entonces es necesario intervenir desde ahi, pero si además encontramos otras teorías como el modelo de la rueda donde se interviene desde el interior de la persona. En conclusión debe ser un complemento.

Claudia Bustos G. -

Como lo revisamos hoy en clases, el cambio debe comenzar con una reconfiguración en el Exosistema, generando Políticas Sociales dirigidas a la familia, buscando que se realicen intervenciones más allá de lo judicial. Que sean cambios tipo 2, en torno a la visión, pensar y concepción que se tiene de la violencia, donde se involucren todos los agentes implícitos y explícitos de la VIF. Y como preguntaba Robinson, ¿En 10 años se cambia una cultura?, considero que no, que son cambio a largo plazo, como lo comentábamos en entradas anteriores, donde el Estado se debe comprometer con un real trabajo en el cual se puedan disminuir considerablemente los niveles de violencia dentro de la familia.

Robinson -

Efectivamente, intervenir en la cultura puede traer resultados positivos. Pero seamos sinceros, ¿En 10 años se cambia una cultura? Quizás, como lo hizo la Coca-cola y las Tic's. Pero cuando hacemos referencia a fenómenos intrínsecamente arraigados en el pensamiento colectivo, la tarea es mayor y con un horizonte temporal bastante amplio. Concientizar en temas de VIF implica erradicar estilos de vida de la sociedad. Considero que la mejor herramienta para concientizar en VIF es trabajar con los niños, en la escuela, en su espacio local cotidiano. Tal como lo hizo Paz Ciudadana y el Conace con el tema de las drogas, pues se ha demostrado que las generaciones más recientes pueden modificar su forma de pensar mientras más estímulos reciban.

EVELYN SALDAÑA -

Entendiéndose en términos simples que la cultura son todas las manifestaciones que realiza el individuo (hombre o mujer), características de la sociedad en la que se enmarca, hablar que se debe intervenir en la cultura para evitar la violencia intrafamiliar es un proceso extremadamente largo y sumadamente complejo. Ahora bien, Sepúlveda plantea que hay que intervenir culturalmente al interior del hogar, al interior de la familia; concuerdo con él pues de este modo, se verán transformaciones a nivel macro (en la sociedad), ya que es la familia la fuente de interacción primaria y de ahí se parte el proceso de formación de costumbres, creencias y valores respecto a una temática determinada, en este caso, la violencia intrafamiliar

Leticia Muñoz -

La violencia intrafamilar es un fenómeno que trasciende a lo largo de décadas, y es un aspecto que cada vez se fue legitimando, observándolo como un mecanismo para educar y para responder a aquellos instintos que obligan a las personas a solucionar los problemas de esta manera y no de forma regulada por los aspectos que se consideran normales como el diálogo. La violencia por lo tanto a sido considerada como algo natural, con el patriarcado donde el poder se concentraba en un integrante de la familia, sin considerar a los demás con los mismos derechos e igualdad.
Por lo tanto, bajo esa lógica, si podemos decir que el tema de violencia, es algo que como cultura tenemos enrraízada y que si no existen intervenciones que apunten a generar ese cambio, tan retrógrado, no se podrán observar cambios sognificativos en las conductas de los agresores y de las personas que son víctimas de aquello.
Es por eso, que se considera como primer paso, el que las mismas personas deben realizar, comenzando desde el circulo mas cercano, para concluir con cambios a nivel de contexto.

Yohana Mena Solís -

Concuerdo en que debe existir un cambio en la cultura chilena, puesto que somos machistas tanto hombres como mujeres, pero también estoy de acuerdo con mis compañeras en que realizar una intervención a nivel cultural es demasiado, ya que esto implica cambiar en algo la historia de un pueblo que esta acostumbrado a algunas interacciones de violencia, lo cual sería muy al largo plazo. Además que sería una tarea de todos/as, puesto que no sólo los profesionales de las ciencias sociales tienen el deber de producir y generar cambios a nivel cultural.
Por último, como he mencionado algunas veces, es deber de cada individuo comenzar a realizar cambios a partir de sus contextos más cercanos, como con la familia y amigos/as.

Paulina Montes H. -

Concuerdo con Jennifer, además ¿Cómo se puede intervenir en la cultura? Quizás creando Políticas Públicas como las de violencia intrafamiliar. En todo caso el cambio debería empezar por las personas, si se obliga a un sujeto a no ser machista con mayor razón va a tener ese tipo de conductas. No me imagino a un carabinero pasándole un parte a alguien por decir que la cocina es para las mujeres.
Por lo demás hay que considerar diferentes variables para realizar un cambio, más importante aún hay que saber si las personas están dispuestas a cambiar.

Jennifer Herrera -

Definitivamente hay que intervenir en la cultura, y tratar de mejorar aquellos aspectos negativos, y mantener y potenciar aquellos que favorecen a la sociedad. Pero considero que plantearlo como “intervenir en la cultura” es algo demasiado amplio, no se visualiza a las personas con las que se trabajará directamente, ni quienes serán beneficiadas por esta intervención, no nos permite evaluar si la intervención será a largo o corto plazo ni mucho menos ver en que tiempos se conseguirá visualizar resultados. Tampoco se menciona que profesionales pueden contribuir a cambiar la visión en las personas, pues el trabajo social no es la única disciplina que puede ayudar a cambiar y mejorar algunos aspectos de la sociedad, también pueden intervenir otros profesionales como: psicólogos, sociólogos, antropólogos, entre otros, pues estamos hablando de cambiar la forma en como hemos aprendido a vivir, la “cultura chilena”, cultura que vale mencionar es muy diversa según estrato social, localidad geográfica, edad, entre otras variables

Carla Rubilar -

De todos modos considero que hay que intervenir en la cultura de nuestro país para abordar el problema de la violencia, porque culturalmente somos un país machista que poco a poco ha tratado de darle un espacio más significativo a la mujer, a reconocer que tiene derechos, oportunidades de perfeccionarse, etc.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres