Blogia
Violencia Familiar

"No se Daña a Quien se Quiere" Análisis de canción Malo de Bebe.

"No se Daña a Quien se Quiere" Análisis de canción Malo de Bebe.

 

Malo Bebe.

 

Apareciste una noche fría

con olor a tabaco sucio y a ginebra,

el miedo ya me recorría mientras cruzaba

los deditos tras la puerta.

tu carita de niño guapo se la ha ido

comiendo el tiempo por tus venas

y tu inseguridad machista se refleja

cada día en mis lagrimitas.

 

Una vez más no, por favor, que estoy cansada

y no puedo con el corazón,

una vez más no, mi amor, por favor,

no grites, que los niños duermen.

una vez más no, por favor, que estoy cansada

y no puedo con el corazón,

una vez más no, mi amor, por favor,

no grites, que los niños duermen.

Voy a volverme como el fuego,

voy a quemar tu puño de acero,

y del morao de mi mejilla saldrá el valo

pa cobrarme las heridas.r

 

Malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

 

El día es gris cuando tú estás

y el sol vuelve a salir cuando te vas,

y la penita de mi corazón

yo me la tengo que tragar con el fogón.

mi carita de niña linda

se ha ido envejeciendo en el silencio,

cada vez que me dices puta

se hace tu cerebro más pequeño.

 

Una vez más no, por favor,

que estoy cansada y no puedo con el corazón,

una vez más no, mi amor, por favor,

no grites, que los niños duermen.

una vez más no, por favor, que estoy cansada

y no puedo con el corazón,

una vez más no, mi amor, por favor,

no grites, que los niños duermen.

Voy a volverme como el fuego,

voy a quemar tu puño de acero,

y del morao de mi mejilla saldrá

el valor pa cobrarme las heridas.

 

Malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

 

Voy a volverme como el fuego,

voy a quemar tu puño de acero,

y del morao de mi mejilla

saldrá el valor pa cobrarme las heridas.

Malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

malo, malo, malo eres,

no se daña a quien se quiere, no;

tonto, tonto, tonto eres,

no te pienses mejor que las mujeres.

malo, malo, malo eres,

malo eres porque quieres;

malo, malo, malo eres,

no me chilles, que me duele.

Eres débil y eres malo

y no te pienses mejor que yo ni que nadie,

y ahora yo me fumo un cigarrito

y te echo el humo en el corazoncito porque..

 

Malo, malo, malo eres, tú,

malo, malo, malo eres, sí,

malo, malo, malo eres, siempre,

 malo, malo malo eres.

 

              Queda demostrado en la letra del video, que la interprete describe las diversas situaciones de violencia que la aquejan, entre las que podemos identificar, violencia psicológica, sexual y física, que la pareja ejerce sobre ella, junto con esto, se hace mención  de una cultura machista, donde la inseguridad del hombre, lo lleva a cometer violentos episodios en la relación, atemorizando a la protagonista y sus hijos.

             Más allá de referirnos netamente a la violencia descrita en el video, como grupo nos llama profundamente la atención que la protagonista,   está consciente de la situación que la aqueja a ella y su familia,  pero aun así no toma las acciones necesarias para sobreponerse y cambiar el contexto de violencia intrafamiliar que la acongoja. Si bien es cierto, existen indicios de querer cambiar la situación y rebelarse contra su pareja al decir Voy a volverme como el fuego, voy a quemar tu puño de acero, y del morao` de mi mejilla saldrá el valor pa` cobrarme las heridas”, aun así, como grupo percibimos, que la mujer, en este y muchos casos, a pesar de estar consientes del daño que les están provocando, no toman las acciones y medidas necesarias para salir del circulo de la violencia, lo que vinculamos directamente a otro gran tema que se aborda en la canción, que son los sentimientos amorosos involucrados en las relaciones de pareja, ya que como la autora, Bebe lo nombra “no se daña a quien se quiere”, y aquí es en donde las reflexiones  y cuestionamientos nos surgen como grupo, ya que desde el Trabajo Social y a lo largo del semestre hemos abordado la Violencia Intrafamiliar desde la promoción, prevención, modelos explicativos, metodologías entre otros, que nos han ayudado a comprender y acercarnos a posibles intervenciones en materia de VIF, pero hemos dejado de lado un tema no menos importante, como lo son los lazos afectivos que unieron o unen a las parejas que ejercen violencia, ya que se tiene la convicción que en algún momentos o aun se siente amor o cariño por la otra persona dentro de la relación, y es desde esta postura en donde surgen las siguientes preguntas:

 

a) ¿Es una persona que ejerce Violencia incapaz de amar y respetar a su pareja?

b) ¿Hasta qué medida los sentimientos de los involucrados en situaciones de  Violencia Intrafamiliar pueden llegar a entorpecer las intervenciones?

 

 Integrantes: Pamela Aros.

Carolina Meneses.

Maria Ester Rozas.

Evelyn Saldaña.

Rosana Valdebenito

Macarena Valenzuela.

23 comentarios

Alexandra G. -

Entrada cerrada.

María José Abarca L. -

Concuerdo plenamente con Viviana la decir que si existen acciones para salir de el circulo de violencia y eso se refleja através de la creación de esta canción, esto es una forma de generar conciencia en la persona víctima, ya que, para crear una canción debe existir una reflexión y análisis de lo que se quiere transmitir, a la vez comparte su experiencia con otras personas que pueden identificarse con esta canción.

Respecto a la primera pregunta, creo que no podemos emitir juicios sobre lo que el otro siente por amor o no, pero en relación al respeto puedo decir que se entenderá por esto según la visión de cada pareja, debido a la co-construcción de pautas de comportamiento establecidas por la pareja al inicio de la relación, son ellos quienes establecen los limites y normas.

En muchas intervenciones sociales enfocadas tranformar las situaciones de violencia si influyen en gran medida los sentimientos de los involucrados, perjudicando el logro de los objetivos, ay que estos sentimientos nublan las decisiones de la persona afectada.
Un ejemplo son los casos de restricción de acercamiento al victimario, hay personas que a pesar de haber efectuado esa petición al tribunal correspondiente, desacatan la orden juntandose con el agresor, entorpeciendo los objetivos de este tipo de acciones.

Viviana Miranda -

Estoy en completo desacuerdo con lo que plantea el grupo con respecto a que no hay acciones necesarias para salir del circulo de la violencia, creo que se debe mirar el fenómeno que realmente estamos observando, y en este caso es una canción, que intenta extrapolar la culpa que siempre se auto atribuyó la agredida en su situación de violencia. En este caso la responsabilidad se atribuye a esta otra persona y no sólo de los actos efectivos de violencia física, sino que de una conducta permanente. Con respecto a la primera pregunta, no debemos olvidar que la violencia es un constructo social, en las relaciones de pareja si bien hay amor, existe también violencia, por lo tanto una persona violenta, es capaz de amar y respetar a su pareja, pero desde su construcción de pareja y de vida. Y la segunda pregunta me parece que lo que entorpece las intervenciones más que los sentimientos, son precisamente las distintas formas de percibir una relación de pareja, por parte de quienes lo vivencian y quienes intervienen, en donde se enmarca la naturalización de la violencia y la idealización del amor.

Viviana Miranda Bustos -

Estoy en completo desacuerdo con lo que plantea el grupo con respecto a que no hay acciones necesarias para salir del circulo de la violencia, creo que se debe mirar el fenómeno que realmente estamos observando, y en este caso es una canción, que intenta extrapolar la culpa que siempre se auto atribuyó la agredida en su situación de violencia. En este caso la responsabilidad se atribuye a esta otra persona y no sólo de los actos efectivos de violencia física, sino que de una conducta permanente. Con respecto a la primera pregunta, no debemos olvidar que la violencia es un constructo social, en las relaciones de pareja si bien hay amor, existe también violencia, por lo tanto una persona violenta, es capaz de amar y respetar a su pareja, pero desde su construcción de pareja y de vida. Y la segunda pregunta me parece que lo que entorpece las intervenciones más que los sentimientos, son precisamente las distintas formas de percibir una relación de pareja, por parte de quienes lo vivencian y quienes intervienen, en donde se enmarca la naturalización de la violencia y la idealización del amor.

Lucy Retamales Reyes -

Para el común de las personas el amor es un estado que le permite a las personas estar en completa felicidad, cuando se está enamorado los buenos deseos hacia la pareja son fundamentales, las ganas de ser y hacer feliz al otro es lo que se presenta como amor.
Una frase que ejemplifica el amor es la expuesta por Jorge Luis Borges “Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única”.
Si se considera la definición anterior, respecto de las personas que ejercen violencia, es difícil o mas bien imposible creer que una persona que ame pueda hacerle daño a la otra. Desde mi punto de vista las personas que ejercen violencia pueden sentir amor, sin embargo, la concepción de amor tradicional es modificado, en estos casos el amor se puede confundir con la posesión, las personas que ejercen violencia muchas veces justifican su actuar,…soy celoso, y un poco agresivo… es solo que no quiero perderla. (frases recurrentes de personas que ejercen vif).

Desde mi perspectiva, los sentimientos de los involucrados si afectan directamente las intervenciones, un claro ejemplo de ello es que muchas veces las intervenciones se basan principalmente en empoderar a las víctimas y hacerles saber que pueden cambiar la situación en la que viven, cuando esto sucede y deciden denunciar por ejemplo, poco tiempo después desisten y vuelven con sus parejas, este actuar explica la repercusión que pueden tener los sentimientos en una intervención.

Nathaly Valenzuela Moreno -

Creo que una persona que ejerce violencia sí puede amar, pero sin embargo se ven cegados por los celos opresivos que hacen ver su personalidad con sentimientos de control e influencia sobre la otra persona, expresando catártica o tajantemente una situación. Aludiendo de mejor forma los modelos de ciclo de violencia, o bien de la rueda de poder para explicar el cómo se manifiesta la situación. El amor queda supeditado bajo otras concepciones que se interponen con mayor influencia, vale decir como conceptos de aprendizaje social como respuesta aprendida.

Segundo, entiendo que la profesionalización de nuestro trabajo debe orientar a un modo objetivo, encargado de brindar atención para responder a las necesidades jurídicas, sociales, psicológicas y de seguridad. Los lazos que unen a la persona que sufre de violencia en materia afectiva con la persona que agrede, se sobrepone con el sentimiento de una baja autoestima, vulnerabilidad, desesperanza, inseguridad; condiciones que en contextos emocionales y psicológicos vuelven vulnerable a la persona. En este sentido, como profesionales, tenemos el rol de crearle conciencia acerca de la importancia de recibir tratamiento psicológico y para responsabilizarse de su situación. Ante esto, como Trabajadores Sociales es importante el trabajo coordinado con profesionales de Psicología y Derecho o bien, con otros servicios de apoyo que trabajen con la problemática de violencia.

Zuska Rivera Brito -

Contestando la primera pregunta, considero que las personas que ejercen violencia obviamente tienen la capacidad de amar al otro, pero las manifestaciones que lo demuestran a veces es errado, puesto que el que ejerce violencia puede tener muchos sentimientos hacia una persona, pero diversas emociones (celos, inseguridades, etc.) que lo embargan puede provocar que sus manifestaciones sean de tipo violenta y provoquen daño al otro.
En cuanto a la segunda pregunta, es importante como profesionales tratar de orientar a las personas a que deben tomar decisiones correctas y que favorezcan el bienestar psicosocial de las familias. Si bien, los sentimientos son importantes considerarlos al momento de intervenir, también pueden ser un obstaculizador al momento de tomar las acciones pertinentes, ya que a veces el querer a alguien puede provocar que las personas no denuncien, no sigan con los procesos judiciales e incluso culpabilizándose ante las situaciones de violencia. Es por ello, que se deben abordar diversas estrategias para que estas situaciones no ocurran, considerando siempre el bienestar de los miembros de la familia.

Bárbara García -

respecto a la primera pregunta , creo que una persona que ejerce violencia, es capaz de dar amor, pero como lo menciona jennifer hay distintos tipos de amor , quisas al pricipio de la relacion, todo es amor, y si se ejerce o ejercia violencia se resolvia en torno al amor en "si mi amor yo te quiero, yo te amo"(ciclo de violencia) pero ese amor se va trasformando , por lo mismo es complejo definir si en las personas que ejercen violencia no pueden querer o amar.
con respecto a la segunda pregunta como Trabajadores Sociales y profesionales debemos trabajar e integrar todos los factores, que pueden llegar a generar un cambio en las situaciones de vilencia que se generan en la familia, y pienso que el amor no entorpece la intervencion , si no mas bien ayuda a complementarla, alograr que por medio del amor familiar se pueda generar un cambio a la situacion en que se encuentra la familia.Por lo mismo como profesionales debemos ser empaticos y acertivos a la hora de intervenir en situaciones donde en amor y el afecto sean factores de intervencion positiva a la familia que se encuentre en una situacion de violencia.

Paulina Montes H. -

Con respecto a la primera pregunta una persona que ejerce violencia en contra de otra no es incapaz de amarla, como hemos visto en clases en el modelo de “Ciclo de la violencia” existe un momento en que se busca el perdón y la reconciliación en la pareja. Recordemos que existen otros gatillantes que motivan la violencia como la cultura machista, la normalización de la violencia, el aprendizaje de padres a hijos, etc. Por otro lado a mi parecer en una relación en donde existe maltrato de uno hacia el otro, la persona que maltrata no siente respeto por la persona maltratada ya que no la ve como a un igual, sino como a alguien que se puede castigar (de manera violenta) y corregir.
Contestando la segunda pregunta, no son los sentimientos del que ejerce la violencia los que interfieren en las intervenciones, sino de la persona que recibe la violencia. A mi parecer sí juegan un rol importante en nuestras acciones como profesionales y siempre deben tenerse en cuenta ya que como comentaba la profesora en una clase las personas que reciben la violencia muy pocas veces quieren separarse de las personas que ejercen la violencia, más bien buscan una rehabilitación por parte de ésta.

Carolina Tapia Rojo -

Si la violencia está legitimada como resolución de conflicto, esta será tomada para relacionarse con su pareja y evidentemente el concepto de “respeto” al existir violencia de por medio no existe. En realidad no se si existe algún tipo de estudio que demuestre la correlación entre el amor y la violencia, por lo que habría que averiguar que es lo que entienden las personas que ejercen violencia sobre el concepto de “amor” es por ello que la promoción del Buen Trato puede ser un aporte en materia de estos temas.
Y en relación a lo segundo considero que muchas veces nos encontramos con casos de mujeres que son violentadas que se deciden a denunciar, cambiar sus vidas y que luego de hacer varias acciones para esto, determinan terminar con la denuncia y volver a lo que estaban, ya que en la mayoría de los casos es por amor a su pareja. En ese sentido es donde podemos ver interrumpidas nuestras intervenciones pero como profesionales debemos empoderar a estas personas para que cuando decidan en un futuro tengan las herramientas necesarias para afrontar sus buenas o malas decisiones ya que no debemos olvidar que son ellos quienes deciden sobre sus vidas.

Alexandra Watier -

Todos ejercemos violencia, pero en relación al hombre que ejerce violencia a su pareja considero que puede amarla o no sentir nada por ella. Muchas veces estos hombres no saben como solucionar sus problemas y la manera más rápida y fácil de hacerlo es golpeando quien está junto a ti. Quizás el respeto es el que no se presenta en estos episodios, porque también debemos conocer la visión de él de qué es respetar al otro o tal vez porque hace lo que hace.
Los sentimientos son el problema máximo que podemos tener como profesionales, ya que la voluntad estaría relacionada directamente con ésta. Sin embargo, debemos esclarecer a la mujer agredida lo que vive cotidianamente y potenciar sus herramientas para que se dé cuenta de la violencia que está sufriendo. Los sentimientos son mucho más fuerte pero la voluntad y la recuperación de la autoestima podría terminar con todo el daño causado por el hombre.

Marcela Contreras -

En relación a la primera pregunta creo si es capaz de amar la persona que ejerce violencia solo que tiene un concepto sesgado de lo que es el amor y no lo entiende como es visto quizás socialmente como la capacidad del entrega al otro, ahora si uno le pregunta a la persona ejerce violencia tu amas a tu mujer lo mas probable es que diga que si la ama, pero no entiende lo que sucede o el por qué llega a esos extremos, ahora en relación al respeto en primer lugar la que se debe respetar es la persona que es la que recibe violencia si no se respeta ella misma no puede esperar que otros la respete, creo que el respeto va en uno primero.
En relación a la segunda pregunta los sentimientos pueden entorpecer en un 100% las intervenciones ya que es por ello que existen las retractaciones con las frases “es que lo amo tanto que no le puedo hacer esto” “estoy segura de que va a cambiar” los sentimientos pueden llegar a cegar a una persona y no ver en definitiva la realidad que esta viviendo.

Lorena González -

Creo que una persona que ejerce violencia no está incapacitada para amar ni respetar, es probable que tenga una disociación respecto a lo que se entiende por cada cosa y lo que socialmente se espera pero decir tan tajantemente que no es capaz parece desde un comienzo sesgar una intervención.
Y estoy de acuerdo con Claudia en que existen otros factores o sentimientos involucrados en una intervención que son igualmente importantes para lograr un trabajo exitoso con las personas, porque incluso los sentimientos de querer salvar una relación donde se ha ejercido violencia pueden ayudar en que se tenga éxito, no creo que los sentimientos afectan tanto de manera negativa en un plan de intervención porque se pueden canalizar y aprovechar de forma positiva por el profesional.

Catalina Gonzalez -

Respecto a la primera pregunta, es bastante dificil ser objetivo y tener una postura, ya que los factores que influyen en situaciones de violencia son multioles. Sin embargo, socialmente el amor involucra buscar la felicidad del otro, el respeto y cuidado mutuo, al existir violencia, estos aspectos ya dejan de estar presentes.
Efectivamente los sentimientos dificultan la intervencion, en cierta forma existe un cegamiento de la situacion, ya que se esconde detras de un supuesto amor, que le impide dar termino a la relacion. Es por ello que quizas hay que trabajar cuestionandse que es para la persona el amor y trabajar desde ello, pueden aflorar aspectos que no se esten dando en la relacion y asi la persona lo pueda reconocer.

Claudia Bustos G. -

Es complejo medir el nivel de amor o desamor que existe en una pareja, ¿Quiénes somos nosotros para catalogar dentro de en una relación el nivel de amor? En las intervenciones debemos lograr que se generen buenas relaciones sociales y personales siendo estables dentro de una pareja, en el cual se logre el bien común de ambas partes, pero no todas las parejas están unidad por el amor, no podemos sesgarnos en ese punto.
Creo que el factor con mayor relevancia en las intervenciones que son abortadas por parte de las personas víctimas de violencia, es el miedo, miedo a lo que pasara con sus parejas, sus hijos, lo económico, estos son factores que trascienden y comprometen de manera negativa la intervención que se realiza.

Paulina Agurto -

Con respecto a la primera pregunta creo que es complejo definir si la persona que ejerce violencia es incapaz de amar, ya que no podemos adentrarnos en la psiquis de cada persona y ver sus motivaciones, ademas las situaciones de violencia dan cuenta de relaciones donde esta presente ese amor irracional.
Respondiendo a la segunda pregunta no creo que como profesionales podamos excluir los sentimientos durante el proceso de las intervenciones, debe ser parte de nuestra competencias profesionales lograr el éxito de las intervenciones ya que en este caso los sentimientos pueden ser tanto obstaculizadores como facilitadores del proceso

Robinson -

Con todo respeto compañeras a cargo, me hubiese gustado que el análisis estuviera fundamentado con bibliografía, sobre todo para darle peso. Cualquiera puede poner en duda su análisis, sobre todo si no hay una teoría que lo sostenga y menos aún si todo se basa en lo que ustedes piensan, perdiendo toda objetividad, y básicamente, porque no hay ningún autor dándole respaldo a sus planteamientos.

Ahora con respecto a sus preguntas, me atrevería a sostener que efectivamente existe amor y respeto, sólo que estos conceptos se han visto trastocados en la dinámica de la relación entre parejas que viven estos fenómenos. Tanto la mujer agredida como el agresor tienen sentimientos involucrados, quedando demostrado con la teoría del ciclo de la violencia, sobre todo en la etapa de “luna de miel”. Sobre el respeto, lo dudo, creo que cuando uno agrede de cualquier forma, el respeto se pierde.

Sobre la segunda pregunta, me parece un poco ególatra considerar que los sentimientos entorpezcan una intervención, para el ego del profesional por su puesto. Sin embargo y viéndolo de ese modo, los sentimientos de los usuarios de programas de reparación de VIF y similares, pueden facilitar u obstaculizar el avance alcanzado, pero honestamente, no somos nadie para obviar los afectos de un sujeto.

Les recomendaría que reformulen la segunda pregunta, a mi juicio está mal planteada o sesgada.

Saludos!

Yohana Mena S. -

Respecto a la primera pregunta, no pienso que una cosa vaya unida a la otra, si bien alguien que ejerce violencia hacia su pareja puede justificarse en base al amor. Sin embargo, en historia de la familia se ha visto que el amor busca lo bueno por ley natural, y eso bueno hace que tanto la pareja como uno mismo se vaya perfeccionando, pues el otro es capaz de sacar lo mejor de uno/a y viceversa. Aquí se encuentra la voluntad y la libertad, en donde se halla la razón, pues si se quiere algo es porque se deduce que es bueno y nos hará bien.

Lo anterior va unido a la pregunta que precede, pues resulta necesario dar a conocer y explicar a la persona víctima de violencia que no está viviendo una relación normal, por lo explicado anteriormente, pues de no ser así claramente la intervención se vería entorpecida por los “sentimientos” de esa persona hacia el otro que ejerce violencia. Aunque, considero que se debe realizar una intervención amplia que abarque a todas las partes, pues si existe una separación, se debe evitar que ese hombre repita su conducta con otra mujer.

Jennifer Herrera -

A su vez considero compañeras, que debemos ser capaces de razonar e identificar ciertas situaciones que no son lo que parecen, para lo cual se debe establecer que es necesario diferenciar entre, por ejemplo:
Amor-Enamoramiento: El amor implica características antes mencionadas
Amor-Costumbre: Pues muchas veces uno está acostumbrado por eso no analiza la situación, sino más bien la naturaliza, y la justifica bajo “el amor”
Amor-Miedo: No denunciar por amor… o, no denunciar por miedo
Como a su vez, hay que tener en cuenta que van unidos otros conceptos tales como:
Amor-Respeto: Es fundamental para que las parejas y los hijos tengan una relación sana en donde formas de relacionarse no van de al mano con la violencia.
Amor-llegar acuerdos en conjunto: Tener en cuenta que, en una relación hay que recibir como entregar, el equilibrio es la clave
Si bien, debemos ser empáticos con las personas que han estado involucradas con temáticas de violencia, debemos tener en cuenta lo que hay detrás para hacer una buena intervención y no quedarnos solo con la empatía y comprender la VIF.

Jennifer Herrera -

Considero que la pregunta, es difícil de ser respondida desde el punto de vista profesional, ya que no somos psicólogos, sin embargo dentro de ramos de formación general, en donde se nos ha enseñado como identificar el amor verdadero, se señala que según nuestra naturaleza humana, ser seres pensantes, utilizamos la razón para distinguir el amor y el enamoramiento, y cuando es amor, está lo que es la ley natural, que nos indica que queremos lo mejor tanto para nosotros mismos como para nuestra pareja, por ende el respeto, comprensión, amor al otro vienen de la mano del amor verdadero, el problema es que al no ser seres “perfectos” la razón se equivoca y confundimos las cosas.
No podría decir que no aman, pero indudablemente no respetan a sus parejas, pues no son capaces de proteger la integridad física y psicológica de éstas, y confunden el amor con las ganas de poder controlar y ejercer poder sobre las parejas.
Creo que los sentimientos si pueden entorpecer las intervenciones pero por el hecho de ser personas con emociones, pensamientos y sentimientos que a veces nos hacen dudar y por ende no pedir ayuda, ni ser capaz de ver la problemática real.

Carla Rubilar -

Con respecto a la primera pregunta considero que son cosas completamente excluyentes debido a que la agresión constituye el estilo de relación en la pareja y a partir de ella se construyen patrones específicos de comunicación, negociación y resolución de problemas. Siendo la agresión una manifestación de los conflictos que surgen al interior de la pareja. Además que muchas de las mujeres agredidas usan frecuentemente la frase “él me maltrata porque me ama”.

En relación a la segunda pregunta. En la medida en que los profesionales que estén al cargo de realizar la intervención sean quienes orientes a las partes a ver qué es lo que significa lo que está sucediendo en su relación para comprender que no es un suceso natural, ya que la mayoría de las victimas lo naturaliza y muchas veces no se atreven a denunciar, abandonar, entre otras cosas porque priman sus sentimientos.

Leticia Muñoz -

Respecto de la primera pregunta, no creo que una cosa tenga que ver directamente con la otra, es decir, creo que una persona que ejerce violencia no necesariamente no puede tener sentimientos involucrados hacia la otra persona, son cosas distintas y se pueden observar también en los casos que emergen de situaciones con violencia, como por ejemplo un caso aislado dentro de la pareja.
Con respecto a la segunda pregunta, ya es conocido que muchas de las personas que son victimas de violencia, desisten de denuncias especialmente por los sentimientos que tienen hacia la persona agresora, y también es sabido que muchas de las desgracias que como sociedad hemos conocido, provienen de situaciones donde nunca existió una constancia previa que puede haber, de alguna manera evitado que ocurriera tal situación.

Ángela Solís Domínguez -

Una persona que ejerce violencia considero que puede sentir sentimientos de cariños hacia su pareja y para esa persona eso puede ser amo. Sin embargo lo que se entiende por amor a nivel social no incluye la violencia y la base es el respeto. Con respecto a la segunda pregunta, los sentimientos de las personas no debiese entorpecer la intervención en el caso que esta sean intervenciones efectivas. Vale decir que las intervenciones debiese tener presente que cada miembro tiene sentimientos uno por otros y a veces un apego arraigado por consecuencia de una convivencia de años. Por lo que un Trabajador Social debiese tener este factor como parte de su intervención y saber trabajar con este factor.