Blogia
Violencia Familiar

Llaman a mujeres a detener abusos en lugares públicos

Llaman a mujeres a detener abusos en lugares públicos

Sernam lanzó una campaña para denunciar abusos en aglomeraciones.

Como "inaceptable" calificó la ministra del Sernam, Carolina Schmidt, los abusos que sufren las mujeres en lugares donde existen aglomeraciones, como el Metro, conciertos, etc. Por eso, hizo un llamado a "levantar la voz" ante estas situaciones."Hay gente que aprovechándose de las multitudes, piensa que va a pasar desapercibido, tratan de obtener una excitación sexual mediante contacto con una mujer, que es una pasajera, que está viendo un recital, y eso es algo que queremos evitar (...) Cuando hay un contacto físico que tiene una connotación sexual, es un abuso y las mujeres no lo podemos aceptar", dijo.
La secretaria de Estado explicó que lo primero que las mujeres deben hacer ante un "toqueteo", es encarar al agresor. Luego, darlo a conocer al resto de los pasajeros en el caso del transporte público o demás asistentes. Los testigos también tienen el deber de denunciar. El siguiente paso es acudir al guardia o a Carabineros, y finalmente interponer una querella en el Ministerio Público.
La titular del Sernam dijo que el servicio tiene habilitado el teléfono 800-104-008, para que las mujeres denuncien los abusos. Sólo ayer recibieron un 18% más de llamados de víctimas de "toqueteos".
Mientas que un grupo de diputados, encabezados por Leopoldo Pérez (RN), junto a la ministra del Sernam, ingresaron un proyecto de ley que crea el delito de acoso sexual en la vía pública para frenar los "toqueteos", sancionándolo con presidio menor.
"Nosotros queremos tipificar el delito de acoso sexual en lugares públicos, entiéndase conciertos, o lugares donde concurra demasiada gente", dijo Pérez, acompañado de los diputados Alejandra Sepúlveda, Karla Rubilar, Matías Walker, Alejandro Santana y Pedro Browne.
El parlamentario agregó que "es una forma de ayudar a la campaña que el Ministerio del Sernam está llevando a cabo respecto de las denuncias de este tipo de delitos".
Mientras la titular de la cartera sostuvo "Las mujeres nos merecemos respeto", "Nosotras no podemos tolerar este tipo de situaciones y debemos ser capaces de alzar la voz y denunciar a aquellos cobardes que aprovechándose de las multitudes esconden situaciones de abusos y excitación sexual utilizando a las mujeres", añadió.
                                                                                                                                           www.latercera.cl

 

Análisis:

Desde tiempos remotos el hombre ha tenido privilegios. La cultura patriarcal  caracterizada por la autoridad de los hombres sobre las mujeres y sus hijos en la unidad familiar, ha inculcado estereotipos en donde la mujer pasa a ser un mero objeto que sirve al hombre, la familia y al hogar. Por lo tanto no es de extrañar que, bajo el modelo del patriarcado,  ciertas conductas masculinas se traspasen desde lo privado al ámbito público. Y es que “toquetear” a otra persona implica un abuso de poder desde un individuo que sustenta ese “poder” a otro que claramente se encuentra en desventaja ya sea por la situación como por ejemplo aglomeraciones, o simplemente por ser mujer.

Pero, en la actualidad y visto desde una lógica feminista ¿sería tan criticado si los papeles se invirtieran y las mujeres “toquetearan” a los hombres? ¿Algún parlamentario impulsaría proyectos de ley en contra de estos abusos?  Compañeras, Robinson esperamos sus respuestas y comentarios.

     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

31 comentarios

Alexandra -

ENTRADA CERRADA

Carolina Tapia Rojo -

Pero además que pasa con situaciones en donde el respeto por el otro al parecer se queda en casa, porque he vivenciado innumerables veces: “golpes” “empujones” “agresiones verbales” en el metro, en el centro, en el mal, ¿qué pasa con ese tipo de violencia? ¿Hay alguna legislación al respecto? hoy las personas pierden el sentido común y el respeto por el otro muy fácilmente.
Evidentemente si una mujer “toqueteara” a un hombre habría un nivel de escándalo nacional porque se supone que son “ellas” quienes sufren en las aglomeraciones y a quienes se defiende, por lo tanto la ley debiera equilibrar el tema de género y no especificar en uno solo, siendo que la situación se puede dar en ambos. La medida de los vagones divididos podría ser una opción, quizás poniéndola a prueba se darían cuenta realmente si funciona o no, no debemos cerrarnos a diversas opciones ya que por lo general este país no busca equilibrios, solo extremos. Lo ideal es que todos en una situación de abuso en aglomeraciones denunciemos, pero lamentablemente algunos desisten por motivos de “tiempo”. En una sociedad tan acelerada a veces dejamos de lado situaciones que debiesen ser identificadas para poder intervenir.

Nathaly Urrutia -

devolviendo la pregunta, porque no debería ser tomado en cuenta un abuso de esa magnitud a un hombre?. si pedimos igualdad de género, laboral, economica, tambien debemos ser considerados iguales ante la ley y sus penas ante delitos.
Me parece excelente esta propuesta de diputados y ministra, pues no es posible que queden impunes estos delitos, pero sería más igualitario para ambo´s sexos pagar por el delito cometido.

Bárbara García -

En relacion a la primera pregunta creo que como comentan mis compañeras y Robinson estamos en una sociedad "machista" vivimos en un patriarcado , donde los roles de hombre y mujer estan muy marcados, pienso que si una mujer toquetea a un hombre o realiza estos abusos seria muy mal mirada,o seria criticada, como algo no tipico,por lo mismo respondo la segunda preguta, que es necesario crar leyes que vayan en contra de los abusos generados en los medios de trasporte, pero esta ley debe ser tanto para hombres como mujeres igualitaria ya que como dice Robinson, las mujeres tambien no respetamos, y marcamos el rol que tiene el ser "hombre"

Robinson -

Para comenzar, me parece que la iniciativa del SERNAM es un poco tardía. Desde que comenzaron las aglomeraciones en el transporte público (Febrero 2007 – Transantiago) se debieron tomar cartas en el asunto. Sin embargo, no deja de agradecerse una gestión básica por parte de un servicio gubernamental. Ahora, sobre el proyecto a legislar, se agradece también pero debió haber salido antes. Como anécdota, les cuento que un día iba con mi cuñado por afuera de la USACH y pasó una señora mayor y de la nada le toca esa “zona” a mi cuñado. Yo exploté en risa y él en vergüenza, sin embargo de la risa no pasó.
Con respecto a sus preguntas, considero que efectivamente se criticaría mucho a las mujeres si hicieran lo mismo a los hombres, esto debido al rol asociado a la mujer y tal como se expone en el análisis. Ahora, leí a muchas de uds. Decir que los hombres las criticaríamos mucho, pero ¿y ustedes? ¿Acaso no se refieren a una par que tiende a estar con más hombres con varios adjetivos? Ustedes son tan y peor de discriminadoras que nosotros con ustedes, lo veo a diario cuando ninguna mujer le da el asiento a una embaraza o con bebé. Ahora por la segunda pregunta, me atrevería a decir que no, porque ningún o muy pocos hombres denunciarían el problema. Además, si se aprueba la ley, corre para todos.

Natalia Lobos O. -

Si bien es cierto muchos hombres realizan este tipo de toqueteos, también hay mujeres que cometen la misma acción. Tengo un amigo que le sucedió y comenta que no tuvo el valor de encarar a la persona que lo hizo por vergüenza y por que no le hiban a creer.
Viéndolo desde esta perspectiva, sí sería criticado, ya que es usual escuchar que estos abusos lo realizan en su mayoría los hombres, por este motivo genera un mayor reproche a la mujer.
Con respecto a las medidas implementadas en tokio, creo que es una exageración y una mala forma de intervención, una solución “parche” (como lo plantea una compañera) y se desvía de la problemática social en sí.
Al proporcionar estos espacios si puede motivar de alguna u otra forma las denuncias de violencia intrafamiliar, ya que es otra instancia que pueden tener las personas para tomar conciencia sobre la importancia de respetar sus derechos.

Susana Zuñiga -

En relación a la segunda pregunta que se plantea,considero una locura separar por sexo los bagones, eso es discriminación, no es posible llegar a esas medidas para intentar vivir con respeto unos a otros, y en relación a la situación de Tokio, tengo entendido que esa diferenciación se realiza en las horas punta, en que hay más aglomeraciones, sólo pueden viajar hombres, quedan fuera niños mujeres y ancianos. (los empujan co unas T de goma al interior de los carros)

Por último y respecto de la tercera pregunta, imagino que es posible que alguien que denuncie una situación de abuso "público" y que sufra vif, encuentre el momento oportuno para denunciar, si decide hacerlo por este acto de apovechamiento público, quizás es un paso para denunciar vif, entendiendo que con estas medidas lo que se busca es generar mayor conciencia tanto en hombres como en mujeres, con la secreta esperanza de que la situación cambie, los abusos disminuyan y las mujees se atrevan más a denunciar.

Susana Zuñiga -

Respecto de la primera pregunta, creo que evidentemente se encontraría una forma de sancionar los "Toqueteos" de las mujeres hacia los hombres, eso si sería considerado inmoral, cómo una mujer puede hacer tamaña cosa, ella " madre, esposa, hija", no ese tipo de situaciones serían aun más castigadas según mi parecer, asi que si los papeles se invirtieran, estoy segura de que los hombres y las mujeres, no perderían ocasión para apuntar con el dedo.Y bueno, si los abusos de mujeres hacia hombres ( que probablemente existen) aumentaran, evidentemente habría que legislar en contra de esas situaciones, el abuso es tal independiente desde que sexo provenga.

Zuska Rivera Brito -

En cuanto a una pregunta que realizo una integrante del grupo a cargo del blog, la cual plantea si es necesario tomar las mismas medidas que en Tokio, donde están separados los vagones de hombres y mujeres, considero que es una medida demasiado extremista, ya que ante cualquier problema de esta índole no se puede tomar la decisión de separar a los hombres y mujeres. Las diversas medidas que se toman en otros países, deben ser sumamente estudiados y analizados, si es que se implementan en nuestro país, ya que es importante recordar que los contextos, historia, vivencias y problemáticas son totalmente distintos, puesto que cada país cuenta con su propia identidad. Más que tomar este tipo de medidas, es necesario generar un cambio de mentalidad o de cultura, donde se respete a la otra persona y donde uno vea al otro como un igual. A pesar de todo lo mencionado, es importante que exista mayor difusión de información para estos casos, ya que las mujeres tienen mayores opciones en sus manos y además mayor apoyo de estas redes, pero de igual manera se deja desprotegido y poco considerado al hombre que puede sufrir este tipo de abusos.

Zuska Rivera Brito -

Desde mi perspectiva, es importante señalar que este tipo de actos se puede ver tanto en hombres o mujeres que realizan “toqueteos” a los del otro sexo, pero que generalmente en el caso de las mujeres se expone más, puesto que en el caso de los hombres es menos frecuente, ni tomado en cuenta. En el caso de detener los abusos en los lugares públicos, esto se debe hacer tanto para hombres como para mujeres, es decir, debe ser sancionado de manera igualitaria. Además las medidas que pudiera generar el Sernam, serían sólo paliativas para el problema, ya que considero que una solución a esto podría ser un cambio cultural de la sociedad y no que todas las soluciones que se implementan vayan de la mano con un castigo legal, sino que aprendamos a respetar al otro en todas sus dimensiones. En cuanto a la pregunta planteada, si los hombres sufrieran algún tipo de “toqueteo” por parte de las mujeres, esto sería muy mal visto y criticado, además se tildaría o etiquetaría a la mujer como degenerada y sin límites. A pesar de todo, no creo que los parlamentarios impulsarían un proyecto para apoyar este tipo de abusos.

Integrante del grupo -

Sus opiniones son bastante claras y aceptables, dado que la cultura chilena es bastante compleja, patriarcal y machista,y se destaca también que las soluciones dadas a problemáticas sociales que han resultado en otros países, el nuestro siempre es la excepción debido a la cultura propia de los/as ciudadanos/as.
Bueno, al proporcionar los espacios para estas denuncias de abuso y/o violencia que se dan a nivel público, ustedes consideran ¿QUé SEA ALGO QUE MOTIVE A LAS MUJERES PARA REALIZAR DENUNCIAS SOBRE CASOS DE VIF? Los cuales se dan en un aspecto más privado.

Patricia Gajardo -

En la actualidad claramente las mujeres serían criticas si realizasen toqueteos en la vía pública en donde siempre la mujer va a recibir un castigo diferente al del hombre, ya que estamos frente a una dominación patriarcal en donde el hombre tiene más peso y más poder frente a la sociedad y la diferencia de los géneros se marca de manera desigual. Ahora con respecto a algún proyecto de ley para proteger al hombre, no creo que sea de mayor importancia, ya que el hombre tiene mayores facultades para poder defenderse frente a estas situaciones de toqueteo que pueden presentar por una mujer, ya que este machismo que existe en la actualidad haría que las mujeres sean castigadas de manera más sencilla frente a la sociedad, que a través de alguna ley.

Alexandra Watier -

No siempre deberíamos tomar las mismas medidas que toman otros países para solucionar los problemas sociales. La cultura chilena es compleja y no creo que serviría de mucho separar a las parejas o a los grupos de amigos sólo por el temor de existir algún tipo de abuso. Es probable que ocurra como el Transantiago, que las calles colapsaron de personas confundidas por los recorridos y la falta de costumbre de los usuarios. Creo que son soluciones "parches" para abordar problemas complejos de nuestra sociedad, así como el botón de pánico del Paseo Ahumada, la piscina de Lavín para personas de bajos recursos, entre otros.Por lo tanto, las soluciones deberían ser más concretas, quizás agilizar el proceso de detención de los Abusadores/as sexuales, empoderar al abusado/as...por que si pensamos, ¿quién quiere pasar por una denuncia? que constatar lesiones, buscar un testigo, realizar papeleos, etc. Primero cambiemos la forma en que trabaja la justicia chilena y luego hablamos...

Alexandra Watier -

Creo que sería aún más criticado si las mujeres fueran las degeneradas, porque los abusos,de parte de los hombres hacia las mujeres, siempre han existido sólo que actualmente se han hecho más público. Y a las mujeres, en la cultura chilena, las critican aún más cuando comienzan hacer "cosas de hombres", como: la infidelidad, obtener cargos altos en un trabajo, asistir a cafés de hombres, entre otros. Y con respecto, si algún parlamentario propondría un proyecto de ley que abarcara este tema, claramente que lo haría. A estas alturas los políticos plantean lo que esté a la palestra, así que no sería novedad si presentan ésta temática frente al congreso.

Paulina Agurto -

Concuerdo con lo planteado por Maria Jose, el castigo social hacia la mujer es aun mayor que si lo realizara un hombre. En el contexto de la cultura patriarcal en la cual nos desarrollamos es aun mas complejo ver como estos actos son sancionados de distinta forma, dadas las etiquetas o funciones sociales asociadas a cada genero. Y por otra parte si llegamos a los extremos de separar carros en el metro, y ese tipo de acciones, estaríamos retrocediendo como sociedad ya que no logramos respetarnos unos a otros y la única forma de solución "efectiva" y a la vez estaríamos discriminando por genero, limitando nuestro actuar como profesionales en la potenciar la promoción y educación social en temas tan relevantes como estos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nathaly Valenzuela Moreno -

Desde el sentido común, sería ironizado porque la sociedad está acostumbrada a la defensa de la mujer y de ver al hombre como el macho que responde a sus instintos sexuales, es desigual que si en el caso de ser la mujer quien toquetee al hombre, no se hicieran las gestiones pertinentes para detener este acto. El otro día leí una noticia sobre una profesora que había violado a un estudiante… considerando del caso extremo más allá del toqueteo, no sería justo hacer las intervenciones que se hace con la mujer que es víctima como hacia al hombre que también puede ser víctima. Quisiera ser positiva y decir que los proyectos de ley fueran también fueran a beneficios del hombre, pero dada la cultura machista, habría que cambiar desde la misma cultura social y de pensar que si los hombres también sufren y también son víctimas..

viviana miranda bustos -

Debo reconocer que no estoy de acuerdo con lo planteado por mis compañeras, creo que no se trata de que los hombres se sientan superiores al realizar un toqueteo, sino todo lo contrario creo que la homogeneidad que hoy en día se presenta en la relación entre un hombre y una mujer hace que en las aglomeraciones, los hombres y mujeres se comporten de esta maneraLa razón: es una conducta que la sociedad no naturaliza y si bien las teorías dan luces de lo que fue no es la realidad en el contexto actual. La solución que apunta el SERNAM es sólo de sentido común y no apunta a controlar la euforia de una aglomeración.

Ángela Solís Domínguez -

Considero que la ley ayudaría pero no podria solucionar un problema cultural. Considero radical la opción de crear vagones de trenes para mujeres y otros para hombres; bajo esa lógica se tendría que hacer trabajos para hombre y trabajos para mujeres y asi en otras cosas. Dios creo al hombre y luego a la mujer frente a eso no podemos eliminar a un sexo para proteger al otro. Pero si podriamos ayudar a eliminar la concepción social y cultural frente a la temática partiendo con nuestras familias predicando el concepto del rol que nos debería existir para hombres y mujeres. Sin intentar privilegiar a uno u otro sexo, intentando llegar a un equilibrio y no a una guerra de género.

Macarena Valenzuela -

creo y considero que debe ser la ley igual para ambos sexo tanto para los hombres y a las mujeres por lo que en las aglomeraciones abusan tanto las mujeres como los hombres.por lo que los toqueteo se dan también en las mujeres pero por esta parte son menos visibles para la sociedad actual.
Por otro lado seria pertinente que alguien del gobierno tomara la iniciativa de impulsar y ejecutar algún proyecto de ley sobre abusos contra los hombres,por consiguiente no es un tema de genero y esto quiere decir que se puede involucrase a cualquier persona.

María José Abarca L. -

Creo que sí sería muy criticado un acto de abuso por parte de las mujeres, por que en esta cultura patriarcal es mal visto actos agresivos u osados por parte de ellas, por el hecho de que esta cultura las ubica como inferiores. Y claramente se realizarían acciones de forma más expeditas o controversiales, por que no es algo usual y llamaría más la atención si las mujeres se atrevieran a realizar ciertos actos de abuso de poder, y eso es por las costumbres arraigadas en nuestra colectividad

EVELYN SALDAÑA -

En la actualidad si el caso fuera a la inversa y los hombres fueran los “toqueteados” es probable que el tema no fuera tan criticado y quizá en forma generalizada fuera motivo de burlas y de anécdota principalmente entre sus pares o en otras interpretaciones así como dijo Carla, puede ser que lleguen a categorizar a las mujeres como inmorales (por parte de los hombres).
Por otro lado, es probable que si existiera algún parlamentario que tome la iniciativa de impulsar proyectos del ley sobre estos abusos en contra de los hombres, un parlamentario que entienda que los “toqueteos” y abusos (de cualquier tipo) no es sólo un tema de género y que puede involucrar a cualquiera.

Rosana Valdebenito -

El abuso en aglomeraciones, y en cualquier situación, como lo es por ejemplo el acoso sexual laboral es indignificar a la persona sin importar su género, en abuso y toqueteo igual, tanto par hombres como para mujeres. Ahora desde una lógica feminista como plantea la pregunta el grupo el toqueteo de las mujeres hacia los hombres, seria igualar las condiciones de abusos que se dan, y no tendría por qué ser más criticado que el que ejercen los hombres a mujeres, al contrario sería una forma de revelarse contra la sociedad y demostrar que las mujeres también podemos hacer lo mismo que los hombres, y ser miradas (os) de igual manera. Y con respecto a la segunda pregunta si acaso algún parlamentario impulsaría un proyecto de Ley, creo que sí, pero siempre y cuando los hombres demandaran esta situación, porque las leyes se crean en base a las necesidades de las personas y sus demandas, por tanto si los hombres comenzaran a demandar protección de sus derechos, quizás si serian escuchados en el parlamento, implementado leyes para revertir la situación, aunque desde un punto de vista muy personal, creo que los hombres se avergüenzan mucho mas demandar y sacar a la luz pública estos temas.

INTEGRANTE DEL GRUPO -

Ante las respuestas dadas, consideran que si el metro de Santiago tomara las mismas acciones que el metro en Tokio, en donde existen vagones para mujeres y otros para hombres, ¿creen que el problema se podría solucionar, o abordar sin la construcción de una ley?

Claudia Bustos G. -

Considero que la ley debe ser igual tanto para hombres y mujeres, ya que como hay hombres que abusan en las aglomeraciones, también hay mujeres que comenten la misma acción. Pero mi consulta o duda va por otro lado, hay ocasiones en las cuales hombres sin querer se acercan físicamente más de la cuenta a mujeres, una misma lo puede notar cuando estamos en el metro, generalmente una está a la defensiva, pero conversando esta misma situación con un hombre me comenta que él no quiere acercarse o se incomoda mucho también, pero ante una situación así la mujer va a denunciar siendo que en algunas ocasiones el hombre no pudo evitar el acercamiento, no estoy justificándolo, solo estoy viendo la misma escena desde otro perspectiva. ¿Cómo se controlara el tema de la denuncia y las penas? Siendo que quizás el hombre de verdad no quiso realizar el delito. Personalmente es un tema complejo, tanto para las mujeres que ejercerán su derecho a ser respetadas, como para aquellos hombres que realmente sean inocentes.

PAMELA AROS -

Lamentable me parece la situación que hayan hombres que aprovechándose de las aglomeraciones abusen de las mujeres, sin importar el respeto y transgrediendo la dignidad femenina, pero inaceptables debiesen ser cualquier “abuso”, independiente de quien lo cometa, hombre y mujer debemos ser tratados por igual, porque lo que si la situación fuera a la inversa, seria igual de criticado. Incluso, creo que más criticadas seriamos las mujeres, porque no faltaría quienes digan “que las mujeres andamos provocando sexualmente a los hombres a través de los toqueteos”. En cuanto a que si algún parlamentario impulsaría o no un proyecto de ley en protección a los hombres por abusos, creo que si, siempre y cuando haya una cifra significativa de denuncias, reclamos o quejas por parte de hombres denunciando este tipo de situación, de lo contrario, lo dudo.

Catalina Gonzalez -

Yo considero que tambien se debe dar el toqueteo hacia los hombres, pero tal como se ha mencionado comentado en clases, hoy en dia la proteccion hacia la mujer se ha y el castigo para el hombre se ha exaservado, en el sentido que cada vez los hombres son los mas malos y la mujeres son las pobres e indefensas, y muchas veces no se analiza la agresion que pueda existir desde laa mujeres. Quizas por eso el toqueteo se centra en el que es realizado por los hombres, ya que cada vez la politica esta encima de él buscando la manera de castigar todos esos años en donde sus maltratos fueron impunes, pero ¿que pasa con las agresiones femeninas?. Si efectivamente se dieran vuelta los papeles, creo que no seria juzgado de la misma manera como es hoy en dia hacia los hombres, creo que seria mucho mas anormal, pero mas justificado quizas.

Estela Soto C. -

Por favor que alguien elimine este comentario y el anterior, es que la tecnología me engañó y me había dicho que no se había publicado, lo siento!!!

Estela Soto C. -

Acotación: ante los consejos que se dan a las mujeres en caso de ser víctimas de abusos en sectores públicos y conglomerados, tratar siempre de tener testigos de la situación, tanto para acreditar el acto ante autoridades y para evitar comentarios de quien realiza el acto!

Estela Soto C. -

Acotación: ante los consejos que se dan para las mujeres en caso de abusos en aglomeraciones, siempre traten de tener testigos de la situación, una por tener como acreditar la situación y otra porque el que realiza esta acción les puede decir muchas cosas, menos reconocer el acto!

Estela Soto C. -

Considero que las situaciones de abuso en las aglomeraciones no son sólo de un género a otro, yo creo que actualmente los "toqueteos" también se generan desde las mujeres hacias los hombres, pero son menos públicos o menos escandalizados. Sin embargo, en más de una ocasión he escuchado el "o las niñitas de ahora, que son mucho más liberales, no si las nuevas generaciones están muy mal, entre otras. Por lo tanto, creo que el abuso hacia los hombres no es tan criticado o escandalizado como lo es el que se genera hacia las mujeres y la razón, es porque se nos considera como el sexo débil, las que deben ser protegidas y no pueden hacerlo por sí mismas, por la misma cultura patriarcal que ustedes señalan. En conclusión, creo que actualmente aún no surgiría la idea de legislar los abusos hacias los hombres.

Carla Rubilar -

Es que si eso sucediera por la cultura patriarcal que nosotros tenemos como país comenzarían de inmediatos las etiquetas y a estigmatizar a las personas, como por ejemplo que mujer mas inmoral, como se le ocurre andar haciendo esas cosas, que no tiene principios, entre muchas otras cosas más. Y si efectivamente se masificaran los toqueteos como dice el grupo, más de algún parlamento impulsaría algún proyecto que ponga límites a estas situaciones, porque eso no les puede suceder a los machos de nuestro país. O quien sabe, quizás no digan nada y les guste que eso suceda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres